sesocio.com

Cómo dar los primeros pasos en la inversión online y no morir en el intento

01/02/2018

Cómo dar los primeros pasos en la inversión online y no morir en el intento

Vía: América Economía

La tecnología permite ampliar el abanico de oportunidades de inversión a miles de personas que disponen de un pequeño capital, que aunque sea acotado a los ojos de los grandes fondos, son una oportunidad interesante para proyectos y pequeñas empresas de alto potencial.

Sin embargo, ese ingreso de pequeños inversionistas al mercado de capitales no es tarea fácil en América Latina, donde el inversor es altamente conservador y poco sofisticado.

La buena noticia es que gracias a las plataformas de inversión en línea ya no hace falta juntar US$100 mil para invertir en ladrillos. Con sólo un dólar ya es factible empezar a ahorrar de esa forma.

La mejor forma de superar esta aversión al riesgo es que el nuevo inversor paulatinamente comprenda que todo negocio implica un riesgo, y que éste es un factor que se debe aprender a administrar.

En este contexto es recomendable que cumpla con estas tres recomendaciones base para sus primeras apuestas: diversificar, analizar los proyectos de manera exhaustiva y comprender el riesgo que implica.

Se debe tomar en cuenta que a mayor tasa de retorno, el riesgo es mayor. Por lo tanto, el inversor no debe mirar solamente el retorno estimado, sino compararlo con la volatilidad de los retornos estimados.

Puede parecer obvio, pero no es recomendable  invertir en un negocio o industria que no le gusta o no comprende realmente, aún si la información disponible indica que es una tendencia. La idea es no solo que todo el mundo pueda acceder a las mejores inversiones desde el punto de vista de la rentabilidad, si no que la gente pueda invertir en negocios que quieren apoyar, o en alternativas de las que siempre quisieron participar pero no alcanzaron los montos mínimos, o se vieron superados por la burocracia.  

Para quienes dan sus primeros pasos en la inversión en línea, es aconsejable que inviertan en proyectos de la economía real dado que traen excelentes resultados a mediano y largo plazo.

Es aconsejable reinvertir en los proyectos, ya que se va aumentado el capital y, a medida que el tiempo transcurre, la renta mejora.

El ejemplo tradicional es el real estate, la inversión favorita de los latinoamericanos. Quien se compra un inmueble debe esperar un tiempo para que represente un buen negocio, dado que el ahorro en ladrillos es de menor renta, pero más seguro.

La buena noticia es que gracias a las plataformas de inversión en línea ya no hace falta juntar US$100 mil para invertir en ladrillos. Con sólo un dólar ya es factible empezar a ahorrar de esa forma.

Dejé para el final el punto más importante: no ser ansioso. Sin importar el nivel de riesgo que tenga el negocio elegido, salir a destiempo de una inversión afecta directamente la rentabilidad que pueda obtener y deja de ser atractivo.

En conclusión, hoy en día, si no inviertes, es porque no quieres.