Detroit, nuevo destino de las inversiones inmobiliarias

Detroit, nuevo destino de las inversiones inmobiliarias

De casi desaparecer de la faz de la tierra a ser la estrella del real estate. Detroit es la ciudad que vivió una de las crisis más resonantes de los Estados Unidos pero hoy parece haber encontrado su piso y comienza a recuperarse con grandes oportunidades para los inversores inmobiliarios.

Está dicho y comprobado: los ciclos del mercado son los que dominan las inversiones en el sector inmobiliario. Y Detroit es otra muestra más. Fue la capital de la industria automotriz y en 1950 llegó a ser la cuarta ciudad más poblada de los Estados Unidos. Luego comenzó una constante emigración y empeoró con el traslado de la producción automotriz a países asiáticos. Así, decenas de miles de edificaciones fueron abandonados y el mercado inmobiliario colapsó. En 2013 la ciudad declaró su bancarrota y la población se redujo a tan sólo 700.000 habitantes cuando en 1959 había rondado los 2 millones. En 2014 salió de la quiebra y el mercado inmobiliario encontró su piso y comenzó a recuperarse.

Hoy está atrayendo inversiones por más de US$ 4000 millones para la reconversión de la industria automotriz y para el desarrollo del sector tecnológico. El desempleo se redujo de 26 por ciento a menos del 10 por ciento gracias al ingreso de nuevas empresas al mercado. Una de ellas, Quicken Loan, desembarcó con 20.000 empleados y su fundador Dan Gilbert invirtió US$ 1800 millones adquiriendo más de 70 edificios para transformar la zona céntrica. Asimismo, el efecto Trump será bueno para Detroit. Ya está programada la revitalización de una fábrica automotriz y es la ciudad con mayor capacidad industrial instalada ociosa del país del norte. Y la próxima desregulación en la banca aumentará la oferta de créditos hipotecarios para las clases trabajadoras que potenciará la recuperación de valor de los inmuebles en la ciudad. Este nuevo renacer está impulsado por el desarrollo de más de un centenar de proyectos en el downtown y en el midtown. 

Existe una amplia oferta de activos residenciales y comerciales a rehabilitar, posibles de ser adquiridos en bancos y subastas con fuertes descuentos, debajo del valor de mercado. Los inmuebles ya han comenzado a recuperarse a un ritmo del 10 por ciento anual y en varias zonas aún existe un gran recorrido por delante luego de una caída de más del 70 por ciento de su valor. Aunque parezca mentira, hay inmuebles residenciales de buena calidad con un valor muy por debajo del costo de reposición, desde US$ 350/m2. Pero hay que tener cuidado, ya que también se ofrecen inmuebles al triple del valor que es posible adquirirlos. Además existen ofertas de casas que intermediarios compran a US$ 20.000 y luego las ofrecen a extranjeros al aún seductor precio de US$ 60.000 pero están ubicadas en áreas donde existen elevados riesgos de vandalismo. Por eso, es clave saber comprar y con quien hacerlo. El alto potencial de recuperación no es el único atractivo. El rendimiento actual por alquiler puede alcanzar del 8 al 12 por ciento anual neto. Por todo esto, Detroit se está convirtiendo en el nuevo destino de las inversiones inmobiliarias.

Aprovecha e invertí en Detroit en SeSocio.com