Coronavirus: Ayudá a que 250 niños de Santiago del Estero reciban tratamiento nutricional

Monto de donación

Haciendo Camino - COVID-19

Proyecto escrito, posteado y publicado por Haciendo Camino:

Con tu aporte, a través de SeSocio, realizaremos semanalmente visitas domiciliarias para garantizar el tratamiento nutricional de más de 250 niños con desnutrición. Además, les entregaremos leche, pañales y elementos de higiene y desinfección a sus familias en las localidades de Añatuya y Colonia Dora.

En el marco de la pandemia COVID-19 en nuestro país, Haciendo Camino continúa asistiendo a las familias más vulnerables del norte argentino. Por sus antecedentes y condiciones de vida, la mayoría de los niños y familias con las que trabajamos son parte del grupo de riesgo. Es por esto que nuestro equipo de profesionales está presente en terreno asistiendo a las familias vulnerables más críticas, realizando visitas a domicilio para atender nutricionalmente a más de 250 niños desnutridos.


Queremos garantizarles la entrega de leche (en polvo o maternizada según la edad y cada caso) y pañales para que los niños puedan continuar en los hogares con su tratamiento nutricional. Además, se brindan elementos de higiene básicos (jabones y lavandina) para que tomen las medidas necesarias de desinfección del hogar.

 

¿Cómo Puedo Ayudar?

Con tu aporte, Haciendo Camino podrá entregar semanalmente, en el contexto de esta pandemia, este kit asistencial de emergencia para seguir cuidando la nutrición de 250 niños de una de las provincias con mayor incidencia de pobreza infantil de nuestro país.

Los kits se entregarán en las localidades de Añatuya y Colonia Dora, Santiago del Estero, donde se atienden a 250 niños y se brinda contención a sus familias.

De acuerdo al último decreto de Aislamiento Social Obligatorio, el equipo de Haciendo Camino se encuentran exceptuado (artículo 16) y habilitado para ejercer esta tarea de atención sanitaria y nutricional.

 

 

¿Quién es Haciendo Camino?

Haciendo Camino es una asociación Civil que, desde hace 13 años, trabaja para mejorar la calidad de vida de niños y familias en situación de vulnerabilidad social en Santiago del Estero y Chaco. Trabajan en un contexto en el que:

  - El 52,4% de los niños argentinos vive por debajo de la línea de la pobreza (INDEC, septiembre 2019).

  - El 42% de los niños que diagnosticamos se encuentra en riesgo nutricional. 

En sus 12 centros brindan tratamiento nutricional y estimulación temprana para niños de 0 a 5 años. Forman a sus madres mediante charlas de educación de salud, brindándoles las herramientas necesarias para que ellas puedan cambiar la realidad de sus hijos y familia, logrando así una recuperación nutricional a largo plazo. Semanalmente brindan leche en polvo a más de 1.500 familias para garantizar un desarrollo nutricional adecuado de niños de 0 a 5 años.

¿Por qué es importante prevenir la desnutrición infantil?

El impacto de la nutrición en la Primera Infancia es trascendental. Es indispensable que, en los primeros años de vida, los niños reciban una alimentación adecuada para poder desarrollar su potencial correctamente. La desnutrición en la primera infancia afecta de por vida la salud, el crecimiento y el aprendizaje. Las secuelas son irreversibles.

¿Dónde queda Añatuya?

Añatuya es la tercera ciudad más grande de Santiago del Estero, y es la capital de la diócesis más pobre del país; cuenta con 23.286 de habitantes (INDEC, 2010). La ciudad presenta serios desafíos en cuanto al acceso a servicios básicos, particularmente el agua potable, así como a la salud. Existe también una fuerte dependencia de las familias de planes sociales ya que existen pocas opciones laborales. En esta ciudad, Haciendo Camino abrió su primer Centro en 2009.

¿Cómo trabaja Haciendo Camino en su Centro?

En el Centro de Añatuya trabajan en el diagnóstico, prevención y recuperación nutricional de niños de 0 a 5 años, realizando un abordaje integral de la problemática social que da origen a la desnutrición. Cuentan con un equipo interdisciplinario conformado por pediatras, nutricionistas, estimuladoras tempranas, trabajadores sociales, profesores de oficios, educadores sanitarios y maestras jardineras, quienes brindan tratamiento, atención y contención a madres y niños.

¿Por qué es un enfoque innovador?

El proyecto es innovador porque propone un abordaje integral a la problemática social que da origen a la desnutrición. La gran mayoría de los niños que no reciben los nutrientes necesarios en sus primeros cinco años de vida, no tiene la oportunidad de desarrollar al máximo sus capacidades. Son niños que, habiendo nacido con un potencial incalculable, se encuentran con grandes limitaciones dado el contexto en el que viven. Desde sus programas brindan tratamiento de recuperación nutricional y de estimulación temprana de niños de 0 a 5 años, al tiempo que formamos a sus mamás por medio de charlas de educación para la salud y talleres de capacitación en oficios, proporcionándoles la contención y preparación necesarias para que ellas mismas cambien la realidad de sus hijos. Entienden que a través de la capacitación de las madres como agentes de cambio de sus hijos la probabilidad que estos niños vuelvan a caer en riesgo nutricional es mucho menor, beneficiando también a las familias y vecinos por medio de sus conocimientos y su ejemplo.

El Equipo

Catalina Hornos - Presidente y Fundadora

Lic. en Psicopedagogía y Psicología. Tiene una especialización en “Violencia familiar” por la Universidad del Museo Social. A los 24 años, dejó su vida en Buenos Aires para instalarse en Añatuya, Santiago del Estero, y trabajar con familias en una localidad donde la desigualdad social y la desnutrición infantil son moneda corriente. Posee la tutela legal de 7 niños provenientes del Hogar que lleva adelante Haciendo Camino en Añatuya para niños judicializados de 0 a 18 años. Actualmente, reside en Buenos Aires junto a sus 10 hijos y preside Haciendo Camino.

Mariana Parola - Directora Ejecutiva

Economista. Durante más de 8 años se desempeñó en roles de monitoreo, modelización y planeamiento estratégico para empresas del sector privado. Desde 2015 forma parte de Haciendo Camino, donde llevó a cabo proyectos de estandarización de procedimientos, medición de impacto e investigación social en la provincia de Santiago del Estero. Actualmente se desempeña como Directora Ejecutiva en la sede de Ciudad de Buenos Aires.

Natalia Fernández - Coordinadora General de Nutrición

Lic. en Nutrición. En Haciendo Camino se encuentra a cargo de la implementación general de los programas “Nutrición”, “Embarazadas” y “Salud” llevados a cabo en los Centros y se encarga del diseño de proyectos de articulación con entidades gubernamentales y privadas. A su vez, brinda soporte a la investigación relacionada con la situación de la niñez y las mujeres en contextos de extrema vulnerabilidad social y económica, abordando las temáticas de desnutrición infantil y riesgo familiar, entre otras.

Florencia Treglia - Coordinadora Regional en Santiago del Estero

Lic. En Trabajo Social por la Universidad de Buenos Aires. Trabajó en la Dirección General de Políticas de Juventud del Gobierno de CABA y en el Patronato de la Infancia coordinando proyectos sociales destinados al desarrollo integral de la niñez. Actualmente, se desempeña como Coordinadora regional en Santiago del Estero gestionando los 11 Centros de Haciendo Camino en la provincia.

Recomendaciones

Evitar o mitigar el contagio del virus es una práctica de cuidado colectiva.

 

  • Lavarse las manos con frecuencia con agua y jabón o con un desinfectante de manos a base de alcohol para eliminar el virus si se encuentra en las manos, durante al menos un minuto.

  • Al toser o estornudar, cubrirse la boca y la nariz con el codo flexionado o con un pañuelo; tirar el pañuelo inmediatamente y lavarse las manos con agua y jabón o con un desinfectante de manos a base de alcohol.

  • Mantener al menos 1 metro de distancia frente a aquellas personas que tosan, estornudan o tengan fiebre.

  • Evite tocarse los ojos, la nariz y la boca.

  • Al sentir fiebre, tos y dificultad para respirar, solicitar atención médica a tiempo sin concurrir a las guardias médicas (llamar al 107 en Argentina).

  • Indicar al médico si ha viajado a una zona en la que se haya notificado la presencia del 2019-nCoV, o si ha tenido un contacto cercano con alguien que haya viajado y tenga síntomas respiratorios.

  • Ante síntomas respiratorios leves sin tener antecedentes de viajes, practicar cuidadosamente una higiene respiratoria y de manos básica y quedarse en casa, si es posible, hasta recuperarse.

 

 

 



*S.E.U.O.

¿No estás listo para ser socio de este proyecto?

¡No hay problema! Registrate YA y recibe información sobre las mejores oportunidades de inversión